ACTUALIDAD. ACTUALIDAD

POSTED 25 de abril de 2020

LA COLISIÓN DE DOS PANDEMIAS: COVID-19 Y OBESIDAD

LA COLISIÓN DE DOS PANDEMIAS: COVID-19 Y OBESIDAD El origen de un todo.

LA COLISIÓN DE DOS PANDEMIAS:
COVID-19 Y OBESIDAD
El origen de un todo.
Sobrepeso, Obesidad Y COVID-19
Mundial, México, Ecuador
Dr. Cristian Oswaldo Castillo Cabrera
Dra. María Paz Castillo Cabrera
Dr. José Luis Limón Aguilar
Dr. Luis Mario Tamayo Jaramillo
Revisión bibliográfica que recopila la información más relevante y actualizada
sobre Obesidad y COVID de las mejores y más actuales revistas científicas a
nivel mundial.


LA COLISIÓN DE DOS PANDEMIAS:
COVID-19 Y OBESIDAD
El origen de un todo.
Sobrepeso, Obesidad Y COVID-19
Mundial, México, Ecuador
Dr. Cristian Oswaldo Castillo Cabrera
Dra. María Paz Castillo Cabrera
Dr. José Luis Limón Aguilar
Dr. Luis Mario Tamayo Jaramillo
Revisión bibliográfica que recopila la información más relevante y actualizada
sobre Obesidad y COVID de las mejores y más actuales revistas científicas a
nivel mundial.
19 abril 2020

INVESTIGADOR RESPONSIBLE:
Dr. Cristian Oswaldo Castillo Cabrera
Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango. HRAEZ.
Centro Avanzado de Cirugía Robótica
TíTULOS
• Cirujano General
• Cirugía Laparoscópica Avanzada
• Cirugía Bariátrica y Metabólica
• Cirugía Robótica y de Mínima Invasión.
Nutrición Bariátrica
Nutrición y Diabetes
Investigación Estadística y Conducción de Ensayos Clínicos
Teléfono:
+521(55)86118102
Nacionalidad:
Ecuatoriano
Correo:
cristianocastilloc@hotmail.com, cristianocastilloc@gmail.com
Domicilio:
Torreón 32. Colonia Roma Sur. Código Postal 06760. Delegación Cuauhtemoc.
Ciudad de México – México.

Dedicatoria.
Con alguna frecuencia leemos en los diarios agradecimientos de pacientes hacia sus
médicos, pero casi nunca lo contrario. Hoy quiero agradecer a mis pacientes lo mucho que
día con día me enseñan; me han ayudado a crecer como persona, a ver la vida y los buenos
momentos como un regalo y un don que hay que atesorar e invertir de la mejor manera.
A todos mis pacientes, el motor principal que me impulsa a continuar con esta obra
cuya finalidad es la información, educación y prevención en el ámbito del sobrepeso,
obesidad y comorbilidades.
En honor a estas personas, en este artículo hemos decidido realizar una recopilación
muy amplia, actualizada y de las mejores revistas médicas que nos ayudarán a entender el
origen de hacia donde los gobiernos y sistemas de salud deben dirigirse para poder ayudar y
tener un control real sobre las enfermedades que actualmente estan acabando con los
sistemas de salud.
Tuve miedo tantas veces, quizas por que estaría cumpliendo con lo que mi corazón
venía a buscar? No se que abre podido generar desde “el otro lado” (en ustedes), pero se muy
bien lo que ustedes han generado en mi, empezando por una inmensa gratitud. Tengo mucho
más en mi corazón que me es difícil traducir en palabras, solo puedo darles un gran y
hermoso gracias, desde lo más profundo de mi corazón.

INDICE
INTRODUCCIÓN ..................................................................................................................................... 5
ORIGEN ............................................................................................................................................... 5
OBESIDAD; ENFERMEDAD O FALTA DE VOLUNTAD? ........................................................ 5
COVID-19 Y OBESIDAD ......................................................................................................................... 7
PANDEMIAS Y SU RELACIÓN CON OBESIDAD ....................................................................... 8
CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS Y CURSO NATURAL DE COVID-19. ................................. 9
FISIOPATOLOGIA DE OBESIDAD Y COVID ............................................................................. 9
FACTORES PREDISPONENTES DE CONTAGIO PARA PACIENTES CON OBESIDAD: 11
FISIOPATOLOGÍA DE COVID Y DM (DIABETES MELLITUS) ............................................ 11
COVID, SOBREPESO, OBESIDAD Y ETNs ................................................................................. 12
ACTIVIDAD FÍSICA O SEDENTARISMO .................................................................................. 13
CONCLUSIONES Y LECCIONES APRENDIDAS DURANTE EL VIRUS INFLUENZA
H1N1 EN LA OBESIDAD ................................................................................................................ 14
RECOMENDACIONES ................................................................................................................... 14
OBESIDAD MUNDIAL .......................................................................................................................... 16
ADULTOS .......................................................................................................................................... 16
NIÑOS ................................................................................................................................................. 17
PROBLEMAS PSICOSOCIALES ................................................................................................... 19
ETNs (ENFERMEDADES NO TRANSMISIBLES) ...................................................................... 20
COSTOS ............................................................................................................................................. 21
OBESIDAD MÉXICO ............................................................................................................................. 23
EFECTOS ECONÓMICOS DE OBESIDAD EN MÉXICO ......................................................... 24
CAUSAS ............................................................................................................................................. 24
EPIDEMIOLOGÍA DE LA OBESIDAD Y SUS PRINCIPALES COMORBILIDADES EN
MÉXICO. ............................................................................................................................................ 26
COVID, OBESIDAD Y MEXICO ................................................................................................... 28
ENFERMEDADES CRÓNICAS NO TRANSMISIBLES EN MÉXICO. ................................... 30
OBESIDAD ECUADOR ......................................................................................................................... 35
ESTADO NUTRICIONAL DE LA POBLACIÓN DE 0 A 60 MESES ........................................ 40
NIÑOS MENORES DE 5 AÑOS ................................................................................................. 40
NIÑOS DE 5 A 11 AÑOS .............................................................................................................. 41
ADOLESCENTES DE 12 A 18 AÑOS ........................................................................................ 42
ADULTOS DE 19 A 59 AÑOS ..................................................................................................... 42
ADULTOS MAYORES DE 60 AÑOS Y MÁS ........................................................................... 42
ACTIVIDAD FÍSICA Y SEDENTARISMO .................................................................................. 42
ENFERMEDADES NO TRANSMISIBLES ................................................................................... 43
ETIQUETADO DE ALIMENTOS Y BEBIDAS PROCESADAS ................................................ 44
MUERTES .......................................................................................................................................... 44
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS ................................................................................................... 46


LA COLISIÓN DE DOS PANDEMIAS: COVID-19 Y OBESIDAD
INTRODUCCIÓN
La obesidad es una enfermedad de curso crónico que tiene como origen una cadena causal
compleja de etiología multifactorial, en donde interactúan factores genéticos, sociales y
ambientales; es decir, incide tanto el estilo de vida del individuo cuanto los determinantes
sociales y económicos. Esta se caracteriza por un aumento en los depósitos de grasa corporal
y por ende ganancia de peso, causados por un balance positivo de energía, misma que ocurre
cuando la ingestión de los alimentos excede al gasto energético; y, como consecuencia, el
exceso se almacena en forma de grasa en el organismo. (Lomas, 2000)
ORIGEN
La obesidad tiene un origen multifactorial y es el resultado de prácticas y factores de riesgo
que pueden ser de carácter inmediato (a nivel individual), intermedio (en el entorno de los
individuos) y básicos o estructurales (a nivel macro); y, que ocurren en diferentes etapas a
lo largo del curso de vida. (Kogan M, 2006)
La gestación y los primeros años de vida constituyen una etapa esencial para prevenir su
desarrollo; además, existen condiciones prenatales como el sobrepeso y la obesidad materna
al inicio del embarazo, la ganancia excesiva de peso durante el embarazo y la presencia de
diabetes gestacional, aumentan el riesgo de peso excesivo al nacer, y el riesgo de obesidad
en la infancia y en etapas posteriores. Es en la infancia temprana cuando se desarrollan los
hábitos de alimentación, se establecen las preferencias por ciertos alimentos así como la
habituación y el gusto por sabores dulces que permanece durante toda la vida. La
alimentación con leche materna durante los primeros años de vida reduce el riesgo de
obesidad y ciertas enfermedades crónicas tanto en el niño cuanto en la madre que amamanta.
Es por esto que los programas de prevención y control de la obesidad deben incluir acciones
prenatales, natales y posnatales desde los primeros años de vida, mismas que promuevan y
protejan la lactancia materna y las prácticas adecuadas de alimentación desde la infancia.
(Department of Health; 2006).
Si ésta no se trata a tiempo, es probable que las consecuencias de obesidad aumenten, pues
se acrecienta el riesgo de adquirir enfermedades no transmisibles (ENT) tales como: diabetes
tipo 2, hipertensión arterial, dislipidemias, enfermedades cardiovasculares (especialmente,
cardiopatía isquémica, infartos cerebrales), enfermedades osteoarticulares, ciertos tipos de
cáncer como el de mama, próstata y colon, apnea del sueño y varias otras enfermedades.
(Health Economics Research Group, 2008).
OBESIDAD; ENFERMEDAD O FALTA DE VOLUNTAD?
Las personas con obesidad sufren un terrible nivel de estigma en muchos países, la palabra
obesidad no se ha usado como un sustantivo sino como un adjetivo; y, la diferencia entre
"Ella tiene obesidad" y "ella es obesa" es enorme, las personas creen que la obesidad es una
enfermedad o algún tipo de falta de voluntad. Al mismo tiempo, en la mayoría de países del
mundo, el conocimiento de la palabra obesidad es bastante nuevo, lo que provoca que los
pacientes con obesidad -en lugares como el Golfo- han expresado su alivio por el hecho de
que tienen un nombre para su condición que captura el hecho de que es una enfermedad y
un factor de riesgo; y lo más importante, no una falla personal. Es importante recordar que
la obesidad ya se ha reconocido como un problema de salud en países desarrollados; mientras que, los niveles más altos de obesidad se encuentran en países de bajos y medianos ingresos.
(Jamison, DT 2006).
También se debe tener en cuenta que el exceso de peso se considera positivo en muchos
países, especialmente en los pequeños estados insulares en desarrollo; por lo que, el estigma
juega un papel diferente. Al mismo tiempo, la palabra obesidad a veces se ha usado como
peyorativo, y las imágenes de personas con obesidad a menudo muestran sus camisas
desabrochadas y las manos cargadas de comida rápida. (Measham, G Alleyne, M Claeson,
2006).

COVID-19 Y OBESIDAD
Dadas las tasas extremadamente altas de obesidad en todo el mundo, esperamos que un alto
porcentaje de la población que contraerá coronavirus también tenga un IMC superior a 25.
Además, las personas con obesidad que se enferman y requieren cuidados intensivos
presentan desafíos en el manejo del paciente, es más difícil intubar a los pacientes con
obesidad, puede ser más difícil obtener imágenes de diagnóstico (ya que existen límites de
peso en las máquinas de imágenes), los pacientes son más difíciles de colocar y transportar
por el personal de enfermería.
Las camas especiales y el equipo de posicionamiento/transporte están disponibles en
unidades de cirugía especializadas, pero es posible que no estén ampliamente disponibles en
otros lugares de los hospitales y ciertamente no en todos los países. En general, los sistemas
de salud ya no están bien configurados para controlar a los pacientes con obesidad y la crisis
actual expondrá aún más sus limitaciones. (https://www.worldobesity.org)
La OMS ha destacado las (ENTs) como un factor de riesgo de enfermarse gravemente con
COVID-19. (https://www.who.int/internal-publications)
Según los datos emergentes y los patrones de infección que hemos visto en otras infecciones
virales, el sobrepeso y la obesidad también pueden ser factores de riesgo para peores
resultados en aquellos infectados por COVID-19. En el Reino Unido, un informe sugiere
que dos tercios de las personas que han enfermado gravemente con coronavirus tenían
sobrepeso u obesidad. (https://www.icnarc.org/About/Latest-News/2020)
Mientras tanto, un informe de Italia sugiere que el 99% de las muertes han sido en pacientes
con afecciones preexistentes, incluidas las que se ven comúnmente en personas con obesidad
(hipertensión, cáncer, diabetes y enfermedades cardíacas). (https://www.epicentro.
iss.it/coronavirus).
Esta pandemia global también se está convirtiendo rápidamente en una crisis económica
mundial, que afectará desproporcionadamente a la población más vulnerable del mundo. En
muchos países, este mismo segmento de la población también es el que tiene mayor riesgo
de obesidad, lo que podría empeorar la crisis de obesidad en el futuro.
Además de eso, la pandemia actual podría contribuir a un aumento en las tasas de obesidad
a medida que los programas de Cirugía Bariátrica en los sectores públicos se están
reduciendo severamente en la actualidad, y es probable que esto continúe por mucho tiempo
sin darse cuenta los gobiernos, los servicios de salud y los seguros privados que el sobrepeso
y obesidad son el origen de la mayoría de patologías severas del paciente y sus
complicaciones o sus tratamientos diarios superan por mucho los costos de un protocolo para
Cirugía Bariátrica Metabólica.
Es probable que la pandemia de COVID-19 y las medidas que se han tenido que tomar para
ayudar a frenar el COVID-19 tengan una serie de impactos en las personas que viven con
obesidad, así como en la salud de la población en general. Algunos de estos también
representan las causas subyacentes de la obesidad y, por lo tanto, corren el riesgo de
exacerbar el desafío de la obesidad. Esto incluye:
• La crisis actual y la necesidad de auto aislamiento lleva a muchos a depender de alimentos procesados con una vida útil más larga (en lugar de productos frescos) y alimentos enlatados (con mayores cantidades de sodio) y podríamos ver un aumentode peso si esto persiste por un período de tiempo más largo.
• Inseguridad alimentaria entre los más vulnerables que tienen acceso reducido a tiendas y pueden tener acceso reducido a programas normales de asistencia alimentaria. Ejemplo, debido al cierre de escuelas.
• Oportunidades reducidas para que las personas sean físicamente activas ya que el movimiento está restringido.
• Impacto en la salud mental, debido a la gravedad de la situación emergente y los desafíos que enfrenta el aislamiento, la reducción de la actividad física, el compromiso social y los cambios en el empleo.
• Cierre de los Centros para el control de sobrepeso, obesidad y demás comorbilidades.
• Impactos en los sistemas de salud y desafíos exacerbados para el acceso al tratamiento para las personas que viven con obesidad, incluidas las posibles reducciones en los procedimientos quirúrgicos electivos (por ejemplo, cirugía bariátrica) y las modificaciones o la reducción de la gestión del equipo multidisciplinario, los programas grupales de pérdida de peso y otras formas de atención ambulatoria. (https://www.icnarc.org/)
PANDEMIAS Y SU RELACIÓN CON OBESIDAD
Desde la pandemia de gripe "española" de 1918, se sabe que la desnutrición como la desnutrición excesiva está relacionada con un peor pronóstico de la infección viral. (Short KR, 1918)
Las influencias 1957–1960 "Asia" y 1968 "Hong Kong" confirmaron que la obesidad y la
diabetes conducen a una mayor mortalidad, así como a una duración más prolongada de la
enfermedad, incluso si los sujetos no tenían otras condiciones crónicas que aumentan el
riesgo de complicaciones relacionadas con la gripe. (Yang L, Chan KP, 2012)
Durante el virus de la Influenza A 2009 (IAV) H1N1 pandemia, la obesidad también se
relacionó con un mayor riesgo de enfermedad grave y un factor de riesgo de hospitalización
y muerte. (Morgan OW, 2009)
Varios estudios sobre la infección por IAV (virus de la Influenza A) en ratones OB (roedor
genéticamente mutado en el que un cambio fortuito en su genética causa que no se produzca
la hormona leptina), muestran un aumento de la gravedad de la enfermedad, un aumento de
las infecciones bacterianas secundarias y una reducción de la eficacia de la vacuna.
(Stolerman, Ian P. 2010).
De hecho, en ratones obesos hay una respuesta inmune retardada y embotada, probablemente
debido a una reducción de interferón (INF), respuestas adaptativas celulares y mediadas por
anticuerpos. Recientemente, Honce et al. descubrieron que el paso en serie de un virus de
influenza H1N1 humano a través de ratones obesos DIO (modelos de obesidad inducida por
la dieta) o ratones genéticamente obesos (OB) resulta en una enfermedad más virulenta con
un aumento de la virulencia y la morbilidad; en el modelo de ratón, los virus de
secuenciación profunda revelaron varias mutaciones en los virus obesos pasados por el
huésped y un deterioro de la respuesta al interferón es permisivo para la generación de
poblaciones de IAV más virulentas. Estos hallazgos no están limitados por el subtipo viral y
también se encuentran en estudios en humanos. Se encontró una respuesta INF disminuida

y un aumento de la replicación del virus de la influenza en células epiteliales bronquiales
normales (NHBE) derivadas de sujetos obesos. (O’Brien KB, 2012)
CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS Y CURSO NATURAL DE COVID-19.
La mediana de edad de los pacientes infectados con SARS-CoV-2 está en el rango de 47-56
años, los hombres comprenden más de la mitad de los casos, el período de incubación
promedio es de 5.2 días y el 98% de los que desarrollan síntomas lo harán dentro de 11.5
días. (Caspard H, Jabbour S, 1999)
El tiempo de incubación de COVID-19 se considera 14 días, como máximo. Basado en el
concepto de diseminación prolongada del virus en sujetos obesos. (Maier H, 2018)
Las manifestaciones clínicas de COVID-19 varían e incluyen el estado del portador
asintomático, la enfermedad respiratoria aguda (ARD) y la neumonía. (O’Brien KB, 2012)
La prevalencia de casos asintomáticos es significativa (20-86% de todas las infecciones) y
se definen como individuos con pruebas positivas de ácido nucleico viral, pero sin ningún
síntoma COVID-19. (Morgan OW, 2010)
Las tasas de transmisión y la carga viral respiratoria en portadores asintomáticos son
similares a los pacientes sintomáticos, lo que explica en parte la rápida propagación del
SARS-CoV-2. Además del diagnóstico de COVID-19 confirmado por laboratorio, los
pacientes con ARD se manifiestan con fiebre, fatiga, síntomas respiratorios (tos, disnea) o
gastrointestinales (náuseas, diarrea, vómitos), y sin anormalidades significativas en las
imágenes de tórax. (Yan J, Grantham M, 2018)
Los pacientes con neumonía tienen síntomas respiratorios y hallazgos positivos en las
imágenes de tórax. La neumonía severa puede presentarse como síndrome de dificultad
respiratoria aguda (SDRA) que conduce a hipoxia severa, insuficiencia respiratoria, falla
multiorgánica, shock y muerte. (O’Brien KB, 2012)
FISIOPATOLOGIA DE OBESIDAD Y COVID
La edad avanzada, presencia de diabetes mellitus, hipertensión y la obesidad aumenta
significativamente el riesgo de hospitalización y muerte en pacientes con COVID-19.
(https://journals.physiology.org)
Los sujetos obesos y diabéticos obesos tienen una respuesta defectuosa del sistema inmune
innato y adaptativo, caracterizada por un estado de inflamación crónica y de bajo grado.
También el sedentarismo, obesidad y comorbilidades son determinantes importantes en la
gravedad de la infección viral en pacientes obesos. El sobrepeso no solo aumenta el riesgo
de infección y de complicaciones para la persona obesa sola, sino que una gran prevalencia
de personas obesas dentro de la población podría aumentar la posibilidad de aparición de
una cepa viral más virulenta, prolonga la eliminación del virus en toda la población total y
eventualmente podría aumentar la tasa de mortalidad general de una pandemia viral.
(https://www.ncbi.nlm.nih.gov)
Esta vía contribuye a la disfunción metabólica sistémica que se asocia con trastornos
relacionados con la obesidad.

En primer lugar, los sujetos obesos tienen leptina crónicamente más alta (una adipocina
proinflamatoria) y concentraciones más bajas de adiponectina (una adipocina
antiinflamatoria). Este entorno hormonal desfavorable también conduce a una desregulación
de la respuesta inmune y puede contribuir a la patogénesis de las complicaciones
relacionadas con la obesidad. (Ouchi N, Parker JL, 2011) Zhang y col. propuso que la
resistencia a la leptina era un cofactor de la influenza pandémica A (H1N1) 2009, siendo la
leptina un importante regulador de la maduración, desarrollo y función de las células B.
En el estado basal, los pacientes obesos tienen una mayor concentración de varias citocinas
proinflamatorias como alfa-TNF, MCP-1 e IL-6, producidas principalmente por tejido
adiposo visceral y subcutáneo que conduce a un defecto en la inmunidad innata. (Richard C,
2017)
Cuando se presenta un antígeno, la inflamación crónica relacionada con la obesidad causa
una activación reducida de los macrófagos y una producción de citocinas proinflamatorias
contundentes tras la estimulación de los macrófagos. (Ahn SY, 2015) La activación reducida
de los macrófagos después de un antígeno se presenta explicando el pobre éxito de
vacunación de los sujetos obesos. Este microambiente obesogénico único explica la
aparición de variantes antivirales y de escape de vacunas en la población obesa. (Karlsson
EA, 2016)
También las respuestas de las células B y T se ven afectadas en pacientes obesos y diabéticos
obesos, y esto provoca una mayor susceptibilidad y un retraso en la resolución de la infección
viral. Del mismo modo, los pacientes obesos pueden presentar alteraciones numéricas y
funcionales de los linfocitos que conducen a una alteración de las respuestas de las células
T de la memoria y la eficacia de la vacuna. (Park S, Jeon J-H, 2018)
La obesidad inhibe tanto las respuestas de células T CD8 + específicas de virus como las
respuestas de anticuerpos a la vacuna contra la gripe estacional; nuevamente, una
funcionalidad subóptima de macrófagos y una característica de maduración del huésped
obeso pueden contribuir a la pobre respuesta de la vacuna. (Honce R, 2019)
Una respuesta proinflamatoria disregulada contribuye a las graves lesiones pulmonares
observadas en las víctimas durante la pandemia viral. Una respuesta sólida de células T CD8
+ juega un papel importante en la protección contra nuevas cepas y subtipos de virus de la
influenza.
También es importante considerar como una posible causa del peor cuadro clínico de los
individuos obesos la dinámica de la ventilación pulmonar en estos sujetos, con excursiones
diafragmáticas reducidas y un aumento relativo en el espacio anatómico de la muerte.
La obesidad se asocia con una disminución del volumen de reserva espiratoria, la capacidad
funcional y el cumplimiento del sistema respiratorio. Además de la disminución de la
inmunidad, las personas con obesidad a menudo tienen apnea del sueño y otras anomalías
pulmonares que pueden provocar hipoxia y alteración cardiaca incluso antes de que ocurra
cualquier infección. Esto deja poco espacio para cualquier lesión adicional en los pulmones,
como podría ocurrir con COVID-19.
En pacientes con aumento de la obesidad abdominal, la función pulmonar se ve aún más
comprometida en pacientes en decúbito supino por la disminución de la excursión
diafragmática, lo que dificulta la ventilación. Además, el aumento de las citocinas
inflamatorias asociadas con la obesidad puede contribuir al aumento de la morbilidad
asociada con la obesidad en las infecciones por COVID-19.

Descargar PDF
 
TESTIMONIOS
Descubre porqué el Dr. Carbajo es una eminencia mundial.
Maria
Maria
Despues de un año
Leer testimonio
Maria
Maria
Ya pronto 3 meses
Leer testimonio
Alaia
Alaia
Incrible!!!!
Leer testimonio
Leire
Leire
Dos años y medio más tarde
Leer testimonio
Mónica Geeta
Mónica Geeta
COMUNICADO MUY IMPORTANTE,...
Leer testimonio
Juan
Juan
HE PERDIDO YA 95 KILOS EN 8 MESES
Leer testimonio
Juan
Juan
El doctor Carbajo es un excelente...
Leer testimonio
Juan
Juan
Después 3 meses
Leer testimonio
Foro
de pacientes
12467
Temas en el foro
Participa en nuestro foro y comparte:
Di hola